viernes, 10 de julio de 2015

El cielo azul

Desde que volví de España hasta ayer mismo había sido un día nublado o lluvioso detrás de otro. Es lo que tiene la estación de las lluvias. En cambio esta mañana cuando fui a correr las cortinas la luz del sol me cegó momentáneamente -ya me había acostumbrado a ver en la penumbra-.

¡Por fín el cielo azul!


Lo único malo es que si esto es el final de las lluvias -y tiene pinta de ello-, eso significa que llega el inicio del verano ultra húmedo japonés y el sudor constante. Si sobrevivo al calor seguiréis pudiendo leer este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario