lunes, 31 de octubre de 2011

Hipermetropía

Este título es el motivo por el que recientemente he empezado a usar gafas, aunque solo ocasionalmente, para leer y/o usar el ordenador -la mayor parte del tiempo veo bien y no las uso, pero cuando se me cansan los ojos o en caso de examen se agradecen mucho-.

No me quedan tan mal.

Por esto mismo he decidido probar a dibujarme con gafas.

Creo que le molo a ese topo.

sábado, 29 de octubre de 2011

Pan de molde

Hoy toca hablar del pan de molde japonés. Es muy diferente del que venden en España por varios motivos.
Uno es el sabor. Sabe bastante soso -por no decir que no sabe a nada- y a mi me resulta imposible comérmelo a palo seco, con lo que he perdido mi costumbre de comer rebanadas de pan de molde así tal cual. Ahora bien, si lo tuestas está bueno.
Otro motivo es el tamaño de las rebanadas. Son más grandes, lo cual para tostaditas por la mañana está muy bien.
Lo último, pero no por eso lo menos importante, es que lo venden siempre en muy pequeñas cantidades. Las bolsas de pan de molde suelen traer 3, 4, 6 y 8 rebanadas. De hecho nunca he visto una bolsa de pan de molde con más de 8 rebanadas, por los que suelo comprar las bolsas de dos en dos.

Este es el que estoy comprando últimamente, en bolsas de 8 cuando hay, y si no en bolsas de 6.


Aquí no son muy de hacer sandwich.

jueves, 27 de octubre de 2011

Máquina de bebidas para gente con mucha sed

Hasta ahora creía que lo había visto todo en lo que se refiere a máquinas de bebidas, pero una de las máquinas que hay cerca de mi casa me ha hecho cambiar de parecer.
¿Y qué tiene de especial? Vamos a echarle un vistazo.


Efectivamente, vende botellas de 2 litros -la de Coca cola y la de té con leche son de litro y medio-.
Ahora vamos a ver qué tal están de precio.


La verdad es que renta más comprarlas en el supermercado. La máquina de al lado pertenece al de la tienda de sake de enfrente, así que imagino que lo de las botellas de 2 litros y los precios escritos a mano deben de ser cosa del mismo señor.

martes, 25 de octubre de 2011

Nail art

Seguimos con mis entregas periódicas de nail art.
Los sitios donde encuentro las pegatinas más curiosas para las uñas suelen ser los todo a 100. Viva lo bueno, bonito y barato.
Esto me lo hice para una ocasión especial.

sábado, 22 de octubre de 2011

Matsuri en Warabi

Debido a la tragedia del 11 de Marzo, se han cancelado muchos de los festivales de verano, pero eso no significa que no se puedan postponer al otoño. Siguiendo ese espíritu, Warabi, en la prefectura de Saitama, decidió hacer una matsuri en octubre, con mikoshi y todo.

Intenté hacer la foto mientras paseaban al mikoshi, pero cuando llegué lo suficientemente cerca ya lo habían aparcado.

Farolillos por todas partes. Hasta en la tienda más pequeña.

La verdad es que eran cuatro gatos, pero Warabi es uno de los pueblos más pequeños de Saitama, así que se entiende. Además, se les veía muy animados y haciendo mucho ruido.

jueves, 20 de octubre de 2011

Nuevo inquilino

El otro día me encontré con este entrañable hongo en Warabi, así que me lo he traido a casa.

¡A fermentar!

martes, 18 de octubre de 2011

El nuevo piso

Todavía quedan cosas por comprar y mucho por ordenar y recolocar, así que aún no voy a compartir fotos del piso nuevo, pero sí de las vistas desde la terraza.


Sí, eso es un cementerio.

Planeo visitar ese jardín con un tanque de insecticida.

domingo, 16 de octubre de 2011

Literatura

Para mejorar mi comprensión lectora para el próximo JLPT -esta vez me presento al N1- decidí empezar a leer novelas en japonés, y hace poco logré acabar la primera.

A pesar de la portada, esto no es un manga.

El libro en cuestión se llama "N.H.K. ni youkoso!". Me lo encontré en Book Off -una tienda de libros, CDs, videojuegos, etc. de segunda mano que frecuento- por 100 yens, y como ya sabía más o menos de qué iba la historia, pensé que sería una buena elección para empezar.

Al principio fue duro. Me tiraba media hora por página buscando los kanji en un diccionario de kanji y luego el significado en un diccionario normal.


Luego decidí pasar a lo que hago cuando leo en inglés: leer por el contexto. Esto aceleró mucho mi ritmo de lectura, aunque a veces me tocaba tirar de diccionario por haber demasiadas palabras seguidas cuyo significado desconocía.

Ahora que he acabado con este, he empezado a leer otro en japonés también. Lo he dejado aparcado con la mudanza, pero tengo ganas de volver a ponerme a ello.
Los y las que, como yo, os presentéis al N1 del JLPT, sabréis que sin soltura a la hora de leer no hay la más mínima oportunidad de aprobar, así que nada, a ver si cuando llegue la hora de la verdad, en diciembre, esto me ha servido de algo.
Y si no me sirve de algo, no pasa nada, siempre me ha gustado leer.

lunes, 10 de octubre de 2011

Línea Yurikamome de monorraíl

La línea Yurikamome es la línea de "monorraíl" de Tokyo. Lo entrecomillo porque en realidad no es un monorraíl, pero como todo el mundo lo llama así ya lo dejo por costumbre.
Para ir a Odaiba, la isla artificial, es el método más común, aunque también se puede ir usando la línea Rinkai, dependiendo de la estación de la que vengáis.

La última vez que monté en la línea Yurikamome logré sentarme delante del todo, así que decidí tomar un vídeo de parte del recorrido para subirlo al blog. El montaje no me ha quedado demasiado bien, pero todo será ir practicando.


video

viernes, 7 de octubre de 2011

Mudanza en bici

Comentaba en la entrada anterior que nos mudamos en bici. ¿Y cómo se hace una mudanza en bici? Pues con paciencia y cuerpos atléticos como los nuestros -o no atlético como el mío pero esforzándose-.

Lo primero es meter las cosas en bolsas o cajas, al gusto del consumidor.


Lo siguiente es cargar las bicicletas de bultos hasta parecer indigentes.


Hacerse 2,5 km de ida cargados y lo mismo de vuelta pero sin bultos. Repetir varias veces en un día.


Limpiar el piso antiguo hasta dejarlo reluciente, antes del último viaje en bici.


¡Y ya está, solo queda despedirse!


¡Adiós Leopalace. Adiós, piernas!

miércoles, 5 de octubre de 2011

La mudanza

Estos días he estado ocupadísima mudándome, pero por fín estoy en la casa nueva. Ahora bien, como nos hemos mudado dentro de la misma ciudad decidimos que le ibamos a echar un par o dos y que la mudanza la hacíamos en bici.

Pero viajemos en el tiempo a antes de la mudanza. Lo primero fue ir a la inmobiliaria a buscar piso.
Anteriormente vivía en un piso de Leopalace21. El motivo para elegir esta inmobiliaria fue que no dan problemas a extranjeros -en muchas inmobiliarias tienen caseros que se ponen muy tontos cuando el posible futuro inquilino es extranjero-, que no tenía que pagar los famosos "kin", y que había pisos amueblados con una campaña del 30% de descuento en el alquiler mientras me durara el contrato.

Los "kin" son una serie de pagos iniciales que hay que hacer para alquilar un piso en Japón. Se tratan del shikikin, o depósito, el reikin, o fianza, y el chukai-tesuryo, o la comisión a la inmobiliaria. En total puede salir por la friolera de pagar de golpe el equivalente a varios meses de alquiler, y eso nada más mudarse.
En Leopalace21 no hay kin, pero hay muchos seguros y chorradas que se inventan para que al final mudarte salga caro igualmente. Además si al irte del piso no está completamente limpio y en el mismo estado en el que se encontraba cuando te fuiste a vivir allí, te pueden hacer pagar una suma bastante grande. Nosotros nos pusimos a limpiar en plan intensivo y nos salió barato al final.

Ahora bien, esa inmobiliaria ha dejado de ser ventajosa en muchos aspectos, y ahora vivir allí sale caro y sin apenas ventaja alguna -yo ahora mismo no la recomiendo-, así que decidimos probar con otra inmobiliaria distinta. Lo primero era buscar un piso que no tuviera kin que pagar, además de otras cosas que pensamos que eran necesarias. Fuimos a visitar varios y una vez nos decidimos por uno y la casera nos dio el visto bueno, comenzamos con todo el papeleo.

Tras ello, un par de días antes de que comenzara el contrato, fuimos a recoger la llave -en bici, que solo estaba a dos estaciones de distancia-.


Continuará.