domingo, 19 de noviembre de 2017

El inicio del invierno

El invierno no comienza el 22 de diciembre, no. Comienza el primer día que el mini termómetro de IKEA que tengo en la mesa marca 13 grados por la mañana.


Espero que el invierno no sea muy largo este año. La estación de helarte dentro y fuera de casa es mi estación menos favorita del año.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Odaiba de noche

Al salir del concierto del otro día pudimos ver Odaiba con su iluminación nocturna.


Esta es la noria que se encuentra al lado de la sala Zepp y el centro comercial Venus Fort. Nunca he subido, por cierto.

Quitaron el Gundam de delante del centro comercial DiverCity para sustituirlo por otra versión de Gundam a tamaño real. Este mola más.



DiverCity también tenía su propia iluminación.


La famosa mini estatua de la libertad de Odaiba también estaba iluminada.


Hasta la próxima, Odaiba.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Mi primer concierto en Zepp Tokyo

Había estado en la sala Zepp DiverCity de Odaiba -antes de ir no sabía que había dos Zepp en la misma zona-, pero no había estado en la Zepp a secas de Tokio, a unos 5 minutos a pie de la primera.
Esta sala de conciertos es bastante famosa -al menos por aquí-, y aprovechando la más reciente gira de BRADIO -venga, os imaginábais el nombre del grupo antes de que lo dijera- fuimos la señorita Madness y yo a disfrutar de la música y bailar.

Lo primero fue ir hasta la estación de Daiba, para ir a comer y así coger fuerzas.


Si os fijáis en la furgoneta de la que sale humo debajo, se trata de algo más típicamente japonés que el sushi y las geishas, ¡la furgoneta de boniatos asados! -Kazuki está de acuerdo conmigo-

Tras comer y acercarnos a la Zepp, tomamos parte en un sorteo para el club de fans en el que te podía tocar o una chapa o una camiseta. Nos tocó a ambas la chapa.

Hace ilusión.

Las siglas FPP significan "funky party people". Nosotras, además de ser FPP somos de las pocas habituales en los conciertos evidentemente extranjeras, con lo que empezamos a referirnos a nosotras mismas -y demás fans guiris- como FPG, "funky party gaijin". De hecho hice pulseras de hilo para la ocasión con nuestras siglas.

Quedaron bastante bien.

El concierto moló muchísimo, y como siempre se nos hizo súper corto a pesar de durar más de 2 horas.

Bien cerquita.

Hubo un momento en el que soltaron globos enormes que una vez rebotaban un par de veces en el público reventaban, soltando globos de tamaño normal. Conseguimos coger uno cada una.

¡Globos, ueee!

Era fácil  identificar en la Yurikamome a quienes veníamos del concierto por ir cargando con globos ahí en plan aleatorio.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Eufemismo

En varios andenes de la línea Keihin Touhoku de JR me he encontrado con este cartelito.


Para quienes no podáis leer japonés, viene a decir algo así como "Cuidado con las cosas que se les caen a las palomas".
Imagino que no habrán querido herir la sensibilidad de los viajeros usando la palabra "caca", y han decidido tirar de un eufemismo como este. El caso es que al leerlo me viene la imagen mental de una palomita cargando al vuelo con un objeto contundente y buscando un objetivo humano para tirárselo a la cabeza -paloma macarra-.

martes, 7 de noviembre de 2017

Fans de Trump

Estos días hay por Tokio -que no por Saitama- un gran aumento de presencia policial. De hecho hasta he visto perros policía haciendo patruyar a sus humanos -¿O era al reves?- por Shibuya.

Esto se debe a la visita del presidente Trump a Japón. Como os podéis imaginar, no me podía importar menos que ese señor venga, pero relacionado con el tema, ayer mismo pasando por Akihabara me encontré con un cartel de un o unos fans suyos en una tienda.

Pues... ¿Vale?

Por si sentís curiosidad, aparte de tener gachapones fuera, vendían artículos de electrónica baratillos.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Aeropuerto de Ibaraki

La prefectura de Ibaraki, en la región de Kanto -donde se encuentran Tokio y Saitama entre otros- tiene su propio aeropuerto. Sí, no iba a ser todo natto y zonas apuebladas.
No es que tenga vuelos a muchos destinos, pero no pasa nada, porque no fui para coger un avión, sino por trabajo.

Cuando me acerqué a la tienda de recuerdos, donde vendían productos típicos de la prefectura, me encontré a su mascota no oficial, Nebaaru-kun.

Desgraciadamente, este no se estira como el original.

Hacía siglos que no oía nada de esta mascota -vale que no veo la tele... Pero en internet tampoco es que se le mencionara mucho-. Me alegra ver que no ha muerto y que sigue ahí dándolo todo.

Dando una vuelta por fuera del aeropuerto descubrí lo que probablemente no sea una mascota, pero que debería serlo. Mirad la cara tan simpática que tiene.

¡Hola, buenas!

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Itasha de Hello Kitty

En mi barrio hay un parking por horas que siempre está lleno de gatos bastante gordos. El motivo es que varios  vecinos -les he visto- se dedican a darles de comer, y los mininos tienen ahí buffet libre todos los días -qué bien viven-. Estos vecinos son muy probablemente personas a las que les gustan los gatos pero que viven en un edificio que no admite mascotas -como el de servidora-.

Debido a esto a veces te encuentras a los gatos subidos encima de los coches, o a coches gatunizados como este.


Me pregunto si este itasha de Hello Kitty está hecho a propósito para hacer juego con los gatos del barrio.