miércoles, 15 de mayo de 2013

Funassyi no logra ser reconocido mascota oficial

Recientemente os hablé de Funassyi, la mascota no oficial de la población de Funabashi, en Chiba, que causa furor y vergüenza ajena a partes iguales -Kazuki, como ex-habitante de la ciudad en cuestión, es del segundo grupo-.
Hace unos días apareció en la edición japonesa de Yahoo News un artículo comentando la causa por la que Funabashi se niega a reconocer a la pera hiperactiva como mascota oficial, y me pareció interesante, así que tirando de mis "habilidades" con la lengua japonesa os lo voy a explicar.

Un día, a alguien que llevaba muchos años viviendo en Funabashi le dio por crear una mascota para representar su querida ciudad y hacerla popular -y convertirse en la misma-, pero lo hizo en un ratillo en el ordenador -por lo que tiene ese diseño tan cutrecillo, imagino-. Funassyi, tras haber logrado aparecer en anuncios y en varios programas televisivos y eventos, y haber aumentado su popularidad, ha pedido repetidas veces al ayuntamiento de Funabashi que le reconociera como mascota oficial, pero le han dicho que se peinara todas y cada una de las veces. No solo eso, sino que han creado otra mascota que "no es para hacerle la competencia", según comenta la persona entrevistada.
Por si sentís curiosidad, esta mascota se llama Funaemon, y es un personaje bastante sosillo y sin gracia.

Que digo yo, esto también tiene pinta de haber llevado un ratillo con una tablet.

Las razones que da el ayuntamiento de Funabashi cuando les preguntaron que por qué no quieren nombrar a Funassyi mascota oficial fueron las siguientes:

Una mascota oficial es algo que se crea en concurso público y oyendo las opiniones de los ciudadanos para decidir si se elegirá o no. Funassyi incumple esta primera norma.

Ahora bien, se podría hacer una excepción si un gran número de ciudadanos quieren que se convierta en mascota oficial. Las opiniones están divididas, así que no tiene suficientes "sí" como para que lo consideren.

Que haya bastantes personas en contra se debe a varias razones. Una es que no quieran que Funabashi se asocie a la agricultura -siendo Funassyi una pera-, sino que la gente tenga una imagen más cosmopolita de la ciudad. También está el tema de que sea un personaje más bien irreverente. Ah, y me dejo el tema de que de grimilla.

También alegan que Funaemon, el señor con kimono, gafas, y nombre de abuelo, lo llevan diseñando y planeando desde hace varios años, aunque no haya salido a la luz hasta ahora. Vamos, que no lo han sacado para deshacerse de Funassyi. Viendo el muñeco en sí, diría que eso no se lo creen ni ellos. Venga, aceptamos barco...


Bueno, pues esta es la explicación. Aunque a mí Funassyi me haga gracia, me encuentro neutral al respecto. Que decidan los funabasenses -vivan los gentilicios inventados-.

2 comentarios:

  1. oye, y el funaemon este ¿si ha salido por concurso?¿si lo ha votado la mayoría de la población de allí?etc?
    sería la prueba irrefutable...
    la agricultura, ademas, no tiene que estar reñida con la modernidad y el ser cosmopolita...
    cultivos biologicos, biodiversidad e incluso si lo prefieres alteración genetica y avances cientificos para mejorar la productividad, la agricultura no tiene que asociarse a una población anclada en el pasado, sin embargo, a lo mejor un hombre con kimono si, que tampoco es malo enorgullecerse de los origenes de uno, pienso yo.
    Vamos que mientras sea lo que la gente de allí elija, yo creo que estará bien.
    Sorry por la disertación/pirada de pinza...

    ResponderEliminar
  2. Pues creo que sí fue elegido siguiendo todas las normas. Es su ciudad y la imagen que les va a representar, así que lo que elijan me parece bien.

    ResponderEliminar