martes, 13 de diciembre de 2016

Tori no iru cafe

Desde nuestra toma de contacto con pájaros en Moff animal world, decidimos que había que repetir la experiencia, pero en un sitio más cercano, que ir hasta el culo de Chiba no renta. Pensábamos ir a uno que hay en Higashi Kawaguchi, pero cerraba el día que teníamos libre, así que fuimos a uno que hay en Asakusa con un curioso nombre, Tori no iru cafe -se escribe 鳥のいるカフェ-. Esto significa literalmente "cafetería en la que hay pájaros". Tiene otra sucursal en Kiba, pero Asakusa nos pillaba más cerca.
Tal cual dice el nombre, se trata de un establecimiento en el que hay pájaros. De hecho tienen más de 60, así con la tontería. Eso sí, no recuerdo que sirvieran bebidas -yo no me bebería nada que no esté embotellado allí, la verdad. La posibilidad de que te acaben cagando en la bebida es muy alta-.

La estación más cercana es Tawaramachi, así que fuimos allí y andamos un poco hasta llegar a la "cafetería de pájaros".
Hemos llegado.


Se encuentra en un sótano, así que bajamos y entramos. Aquí se paga por tiempo, siendo 1500 yenes la primera hora, y cada 15 minutos extras se pagan 300 yenes más. Hay disponibles gratis "ponchos" -los llaman ponchos, pero son más bien como sudaderas con capucha- para protegerse de la ropa, que ya sabemos lo que pasa cuando se juega con pajaritos.
Al lado del mostrador nos saludó un búho blanco.


Al lado había un espacio lleno de búhos.



Tras una puerta, un pasillo, y otra puerta, está la zona de los periquitos, loros, cacatúas, etc.
Al contrario que los búhos, estos se encuentran sueltos.


Están posados en algún lado, paseándose por el suelo o volando. Puedes sentarte en uno de los bancos que hay -cuidado con la caca de pájaro-, o quedarte de pie mientras se te van posando en la cabeza, los hombros, los brazos...


No hay que esperar mucho para que pase esto.


Kazuki, como siempre, es un imán para animales.



Como detalle curioso, hay un gachapon con comida para poder dar de comer a los pajaritos.


Estuvo bien, eran todos muy monines.

2 comentarios: