martes, 31 de diciembre de 2013

Tsumehôdai

Para acabar el año hoy voy a hablar del tsumehôdai (詰め放題), que se podría traducir como "todo lo que puedas meter", o un poco más libremente pero sin perder el significado "todo lo que quepa".

Ya habréis oido lo de que en Japón los vegetales son caros. Caros de tener que pagar por un solo melocotón 200 yenes, por ejemplo -eso sí, ese melocotón tendrá un aspecto perfecto-. Eso no significa que me quede sin probar la fruta, hay alternativas.
Una de estas alternativas es comprar plátanos importados de Filipinas, que son baratillos, o esperarte a que pongan algo en oferta, y la otra es el tsumehôdai. Consiste en que ponen cajas del vegetal en cuestión, y bolsas para meterlos. El precio es por bolsa, metas la cantidad que metas -mientras que no la revientes, a ver-.

Justamente el otro día fuimos Kazuki y yo a hacer la compra y nos encontramos con un tsumehôdai de mandarinas. Como la fruta cara tiene esa forma tan perfecta, la baratilla suele ser la que tiene defectos. Muchas de estas mandarinas estaban en un estado bastante lamentable, pero no todas, así que hicimos equipo para llenar una bolsa de mandarinas en buen estado.

Una bolsa 200 yens. 9 Kilos 1500 yens.


Afortunadamente estaban buenas.

4 comentarios:

  1. Pues menos mal que tienes alternativas. Me sorprende, con lo bien que comen por lo general allí que coman tan poca fruta.
    Por cierto ¡Feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi teoría es que al ser un país mayormente montañoso hay poco espacio para cultivar fruta, y de ahí que salga carilla.
      ¡Feliz año nuevo!

      Eliminar
  2. Es que japon es pequeñismo...el 95% se importa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría ver la fuente de información en la que has visto esa estadística.

      Eliminar