domingo, 15 de junio de 2014

Por fín me he hecho el carnet de la biblioteca

Kawaguchi, por eso de ser la segunda ciudad más grande de Saitama, tiene varias bibliotecas municipales. La biblioteca central, que es la que está al lado de la estación llamada Kawaguchi, es la más molona, con dos plantas y todo ventanales.
El caso es que como residente tengo derecho a hacerme carnet de cualquiera de las bibliotecas municipales, claro, y por fín, un día que tenía que pasar una hora por esa zona sin nada que hacer decidí acercarme y hacerme el carnet.

Por si alguna vez os intentáis sacar un carnet de biblioteca en Japón, os voy a contar cómo fue mi experiencia.
En la primera planta -que es la quinta del edificio en el que se encuentra, por cierto- hay varios mostradores. Uno es para pedir libros prestados, otro para devolverlos, otro de información, y uno más -aunque no me fijé qué ponía en el cartel-.
Lo lógico es ir lo primero a información -"allá te informarán"-, así que fui y le dije al hombre que estaba allí que quería hacerme el carnet de la biblioteca. Me preguntó si tenía alguna muestra de identidad con mi dirección escrita, como un carnet de conducir -los españoles que leéis mi blog sabéis que todos tenemos un DNI, pero en Japón no hay documento nacional de identidad para japoneses, aunque sí hay un carnet para extranjeros-. Le pregunté si le valía con mi carnet del seguro médico y me dijo que sí y que se lo enseñara, y me dio un papel para rellenar con mis datos -nombre, fecha de nacimiento, dirección y número de teléfono. Por cierto, la fecha de nacimiento en la mayoría de los sitios te la suelen preguntar no según el calendario gregoriano, sino según el calendario japonés-. Una vez rellenado me dijo que fuera al otro mostrador cuyo nombre no recuerdo, y la mujer que se encontraba allí comprobó con mi carnet que hubiera escrito mis datos bien, y me hizo el de la biblioteca en el momento.
Entonces es cuando te dan los panfletos con las normas de la biblioteca y te las explican. Si no entendéis japonés no os preocupéis, porque también los tienen en inglés -los que entendéis inglés-, según me contó esta amable señora. Lo que no se es si ella habla inglés o no, pero panfletos tienen. Fuera también hay panfletos en inglés explicando cómo hacerse el carnet, por cierto.
También te dan un usuario y una contraseña para poder usar su servicio de internet. Podía pedirla en el momento o en otro día, pero ya que estaba le dije "ahora me viene bien".

Luego tocó explorar la biblioteca. Estaba un poco pillada de tiempo, así que no pude explorar mucho, pero por lo que pude ver tienen libros en idiomas extranjeros también. En español no tienen nada, pero hay chino, coreano e inglés. También me dio tiempo a encontrar la sección de libros -en japonés- sobre leyendas japonesas, que posiblemente sean mis primeras lecturas cuando tenga tiempo de volver a pasarme.

Este es mi carnet. Me dijeron que caduca a los 3 años, pero no pone por ninguna parte la fecha en la que te lo has hecho. Supongo que ya me avisarán cuando esté cerca de caducar.

Ese día apenas había humedad, como podéis ver.

Y ya que estoy, este es el look del día. Era un día caluroso y estaba sudando como una gorrina, pero antes de que me llaméis masoca por llevar una camiseta negra, ese día iba con sombrilla, que se agradece mucho en días que no hay ni una mala sombra por la calle y el sol pica a mala leche.

 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Tengo acceso a mogollón de conocimiento impreso! ¡¡Mwahahahahaaa!!

      Eliminar