sábado, 28 de junio de 2014

Tokio atacado por dinosaurios

En una de nuestras rutas en bici, intentamos ir a cierta ciudad de Saitama, pero luego cambiamos de camino y acabamos en el norte de Tokio.
La verdad es que no me gusta demasiado hacer ciclismo por esa zona, porque parece que está diseñada por alguien que odia a los ciclistas. Intentad dar una vuelta pedaleando por el distrito de Itabashi y tras 3 o 4 puentes y/o cuestas entenderéis de qué hablo.

Eso sí, no todo es malo. También encontramos algunas cosas interesantes. Por ejemplo, esta estación con un nombre que a los que entendáis japonés os hará gracia -he notado que últimamente bastantes de las visitas a este blog vienen de Japón, por cierto-.

何になるんだろう?

Ese día subimos muchas cuestas, pero cuando finalmente encontramos un camino largo que era toooooodo cuesta abajo, tras el subidón de bajar a toda velocidad nos encontramos con un curioso parque. Curioso porque... ¡Hay un triceratops suelto!


Pero no os preocupéis, porque logré domarlo.

Tampoco es que fuera muy grande.

 A la vuelta, a pesar de que estaba nublado pudimos disfrutar de los últimos rayos de sol del día.

2 comentarios:

  1. Menos mal que lo dominaste, sino no se que hubiéramos hecho!!!

    ResponderEliminar