martes, 30 de septiembre de 2014

Cal en Tailandia parte IV

Hoy toca Wat Arun, que tenía bastantes ganas de visitar. Cuando nos bajamos del barco nos saludaron las palomas lugareñas.

Imagino que estaban haciendo una quedada pajaril.

Vale, en realidad esto no es delante de Wat Arun, pero la foto me hacía gracia. Ahora sí que vamos al sitio de verdad.




Si hay algo que me gusta son los lugares altos. Por eso tenía ganas de ir a este sitio, porque se puede subir a la torre tan alta que se puede ver en la primera foto.


Para subir hay unas escaleras muy empinadas, que probablemente harían a cualquiera con vértigo echarse atrás, pero yo, que viví 2 años en un 4º piso sin ascensor, no me achanto por estas cosas.

Recomiendo agarrarse al pasamanos con las dos manos como el de la foto.

Vale la pena subir, las vistas son muy chulas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario