martes, 5 de mayo de 2015

Dándole vidilla al arroz

Para las personas como yo a las que el arroz blanco a palo seco no nos acaba de convencer, en el supermercado venden varias mezlas para echar en la máquina de cocinar arroz -suihanki (炊飯器) en japonés- y que tu arroz salga con saborcillo y tropezones -por algún motivo esto me ha sonado fatal-.

El otro día me apetecía algo que no implicara cocinar más allá de lavar el arroz, meterlo en la máquina de cocinar idem y esperar, así que compré esta mezcla con almejas, a ver qué tal sabía.


Por detrás vienen las instrucciones.


Como detalle importante, abajo viene escrita la información para alergias. Pone que contiene harina de trigo, soja, carne de pollo, y es posible que tenga restos de cangrejo.

Creo que tenía que haber escrito "importante" más grande, pero se ve, que es lo que importa.

Vale ya de mirar el paquete, toca abrirlo.


Lo primero es lavar el arroz, y una vez limpio echar agua hasta la marca dependiendo de la cantidad de arroz y echar lo del sobre plateado. Entonces lo mezclamos bien y encendemos la maquinita.



Ya solo queda esperar a que el arroz se haga. Una vez hecho hay que echar dentro el sobre de las almejas, mezclarlo todo bien y listo.


Como veredicto, las almejas estaban buenas, pero el sabor que se le quedaba al arroz con la mezcla del principio no era muy allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario