viernes, 22 de septiembre de 2017

Callejones para comer por Seúl

Siguiendo con el tema de la entrada anterior, hoy toca comida. El primer día, aprovechando que el mercado Gwangjang estaba a una distancia razonable del hotel como para ir andando, fuimos allí. Además de tener varios puestos de comida, telas, utensilios tradicionales y demás, tienen un callejón dedicado al yukhoe -carne de ternera cruda. Sé que suena mal, pero está buena-. Todos los restaurantes del pequeño callejón sirven este plato en el menú. Como todos tenían buena pinta, decidimos probar a entrar al primero que había.
Como la planta baja estaba llena subimos a la planta de arriba.

Asomando un cachito de Kazuki.

Pedimos un plato de yukhoe y un plato de bibimbap con yukhoe, que tenía ganas de probarlo.

Ñam, ñam.

El restaurante nos gustó, y acabamos volviendo el último día. La intención era volver a pedir lo mismo, pero Kazuki decidió que quería probar los tentáculos de pulpo crudo que se mueven. Verlo en vivo impresiona.


No puedo dar mi opinión porque no los probé. He comido sashimi de pulpo antes, pero estos tentáculos tenían una especie de babilla alrededor que me echaba mucho para atrás. Cuando le pregunté a Kazuki a qué sabían me dijo:

-Están duros.

Esa respuesta es muy él.


Pasemos a otra calle especializada en un plato distinto. En Dongdaemun hay una calle dedicada al pescado a la parrilla -según internet se llama Dongdaemun grilled fish street-, y como la mencionada anterior, en todos los restaurantes sirven pescado. Con todas las veces que hemos estado en Seúl todavía no habíamos comido pescado allí, así que fuimos.
Elegimos un restaurante al azar que parecía bastante popular entre los locales de avanzada edad -eramos los únicos clientes menores de 60 años-. Eso debe de significar que es sabor auténtico.


Pedimos los dos pescados de la izquierda, pero nos añadieron uno de regalo. Estaban todos bastante buenos.


El último callejón del que voy a hablar es especializado en barbacoa coreana. Se llama Majang-dong gogi alley, y está al lado de la entrada al mercado de carne de Majang. Este mercado consiste en calles y calles de carnicerías.

La entrada al mercado.

TODO son carnicerías.

Bueno, vale ya de ver cabezas de cerdo y casquería, vamos a comer.


Igual que con la calle del pescado, entramos a un restaurante aleatoriamente. Como "tapa" nos sirvieron hígado y algún otro tipo de víscera crudos. No soporto el sabor de la sangre y este sangraba mucho, así que se lo comió Kazuki. Según él, no tenía demasiado sabor.


Ñam, ñam, ñam.

Como detalle curioso, al pagar nos regalaron 2 botellitas de Yakult -mi coreano rudimentario por fin vale para algo-.


2 comentarios:

  1. Me lo apunto para la próxima!!! Qué pintaca tenía todo😆😆

    Mola lo de los yakult!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba tan bueno como parece, te recomiendo todos los sitios :D

      La señora que nos regaló el Yakult probablemente intentaba prevenir que nos diera una indigestión de tanto comer, qué maja fue XD

      Eliminar