viernes, 29 de diciembre de 2017

La paella marginada

En Japón tienen sus propias tradiciones navideñas, como comer pollo frito del KFC o preparar muslos de pollo en casa. Por eso, aunque ese día ya pasó, son los únicos días al año que puedes encontrar muslo de pollo con hueso en el supermercado -en Japón lo normal es venderlo deshuesado-. Imagino que con el hueso da un toque más... eh... uh... Vale, cambiemos de tema.

En el supermercado de mi barrio decidieron que hay que hacerle la competencia al pollo tan típico de estas fechas por aquí, e intentaron vender paellas precocinadas como esta.

980 yenes que cuesta sin IVA.

Según el texto en la etiqueta verde, es "paella auténtica de marisco". Yo no soy valenciana, pero esto es un claro caso de arroz con cosas...
El día 23, creo recordar, había degustación en el súper y probé una poca -evitando los platitos con trozos de gambas, no me gustan-. Estaba fría y no llevaba limón, así que muy buena no estaba. Se ve que no fui la única que pensó eso, porque no parece que se vendieran muchas. De hecho, hoy a día 29 de enero aún queda una en la sección de mariscos congelados que lleva ahí 5 días muerta de asco sin que nadie la compre.

A ver si alguien se apiada de ella y la compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario