sábado, 23 de febrero de 2013

De Toda a Omiya en bici

Si la vez anterior nos fuimos al distrito de Itabashi, esta vez tocaba ir en dirección contraria. El destino fue Omiya -que viene a ser a Saitama lo que Shinjuku a Tokio-.
He empezado a usar una aplicación en el iPhone llamada Runkeeper, para controlar el ejercicio que hago y tal, así que aproveché para ver cuántos kilómetros hacíamos, y según el cacharro fueron 13,6 de ida -en realidad fue algo más, porque no empecé a contar desde casa sino un poco más tarde-. Este fue el recorrido:

Todo recto. No tiene pérdida.

A la vuelta dimos un poco de rodeo por Saitama Shintoshin para ir a comer, así que recorrimos un poco más que a la ida. En total fueron unos 28 kilómetros más o menos.

Aquí nos tenéis frescos antes de embarcarnos en la aventura del día.


13 kilómetros y pico después.



¡Hay que mantenerse en forma!

6 comentarios:

  1. Jo... No se si me impresiona mas los kilometros recorridos o que te apañes para hacerlo con esas botazas.

    Firia

    ResponderEliminar
  2. Son botas rollo Dr Martens y no las llevo atadas hasta arriba del todo. No acabo de ver cómo me podrían dificultar ir en bici ^^U

    ResponderEliminar
  3. No se... Dificultad para hacer algun movimiento o algo... ^^U

    Firia

    ResponderEliminar
  4. Como las tengo desde hace la tira de años se les ha ido la rigidez :)
    Yo creo que lo más impresionante es que me haya dado esa paliza en mi mamachari XD

    ResponderEliminar
  5. Desde luego la bici hace mucho, me quito el sombrero, pero tengo una duda que altera mucho el concepto. ¿habia muchas cuestas, o fue mas o menos planito el viaje?

    ResponderEliminar
  6. Yo siempre digo que Google maps calcula la duración estimada de los recorridos en un mundo ideal sin cuestas ni cruces XD
    Afortunadamente el camino que cogimos es mayormente llano con pocas cuestas empinadas.

    ResponderEliminar