martes, 5 de febrero de 2013

En bici hasta el Hungry Heaven de Kamiitabashi

En Japón si sabes buscar hay varias hamburgueserías bastante majas. No estoy hablando del McDonalds y derivados, no, estoy hablando de sitios en los que la hamburguesa se parece a la foto y la carne sabe a carne. Una hamburguesería que a Kazuki y a mí nos gusta mucho es Hungry Heaven.
El tema es que antes de ir a cebarse es importante hacer bastante hueco en el estómago. Por eso la primera vez que fuimos al que hay en Meguro decidimos dar un paseo andando desde Ebisu, para llegar cansados y con el cuerpo pidiendo energía -en un mapa puede parecer que no hay tanta distancia, que no la hay, pero hay bastante camino cuesta arriba-. Luego Kazuki investigando vio que hay uno en Kamiitabashi, Tokio, a unos 6 o 7 kilómetros más o menos de nuestra casa, así que por fín decidimos ir el otro día. ¿Cómo hicimos para abrir el apetito de camino allí? No cogiendo el tren, fuimos en bici. ¿Qué mejor cosa que hacer en un día libre que combinar dos aficiones? En nuestro caso la bici y la comida.

El distrito de Itabashi es lo que yo llamo "una de las zonas apuebladas de Tokio". Al contrario que la creencia popular, Tokio no es en su totalidad una gran megalópolis futurista llena de rascacielos. Están los barrios famosos, como Shibuya y Shinjuku por ejemplo, con su bullicio, sus edificios altos y sus luces de neón, pero también hay muchísimos barrios de aspecto apueblado con casas pequeñas y caminos estrechos.
Para que veáis a qué me refiero, el camino:


Subir esa cuesta con una bici estilo mama-chari como la mía fue jodido.

El resto de la cuesta.

Un alto en el camino.

Ya que paramos voy a aprovechar para hacer estiramientos. 


¡Hemos llegado!

El sitio está un poco escondidillo.

Yo ese día comí la hamburguesa doble -sin tomate- y Kazuki la mejicana -con extra de carne-. Como por 50 yens se puede pedir extra de patatas, aprovechamos.




Se te desmontan por todos lados cuando te las vas a comer, pero están buenísimas.
Y a la vuelta a pedalear con el estómago lleno.

8 comentarios:

  1. Se le mira muy extraña la apariencia del pan, pero la carne y las patatas lucen deliciosas =D

    ResponderEliminar
  2. El pan lleva una especie de salsa que le da ese colorcillo, pero está bueno también :)

    ResponderEliminar
  3. Nunca había visto un pan de ese color :) Saludos desde México, niña Cal ñ_ñ/

    ResponderEliminar
  4. Hola Cal, siempre me doy una vuelta por tu blog. Gracias a vos conocí los mameshiba y las "patatitas". Siempre me llevo una sonrisa.
    Así que aquí de te dejo un link que puede gustarte:
    http://www.hen-teco.jp/
    e inclusive puedes ir y hacer uno de tus divertidos informes.
    Mucha suerte! Saludos desde Agentina.

    ResponderEliminar
  5. Hola Jésica, gracias por leer mi blog, me alegra que te guste :)
    Gracias también por el enlace, ¡las galletas de esa tienda son monísimas!

    ResponderEliminar
  6. Este es el sitio???? Queeeee pinta mas buena O_O y las patatas O_O

    ResponderEliminar