viernes, 25 de noviembre de 2016

Moff animal world

Hace poco Kazuki y yo nos fuimos hasta un pueblo que hay en Chiba llamado Inzai, donde hay un centro comercial llamado BIG HOP -bueno, en realidad es "BIG HOP Garden Mall Inzai"-. La parada de tren más cercana es Inzai-makinohara, por si sentís curiosidad.

Es la única foto en la que logré sacar gente. Parecía un centro comercial fantasma.

El motivo por el que fuimos es porque hay un establecimiento llamado Moff animal world, que es un espacio donde puedes interactuar con animales varios -ya sabéis que a Kazuki y a mí nos gustan los animalitos-, como pájaros, alpacas, reptiles, etc., y además tienen una cafetería refugio de perros llamada Hogoken cafe, pero de esta hablaré en otra entrada.

Moff animal world se encuentra en la segunda planta -equivalente a una primera planta en España-. Vamos adentro, hacia la zona en la que se puede interactuar con los animales.

En Japón es navidad desde el 1 de noviembre. Villancicos por todas partes 2 meses enteros...

La entrada para no miembros es 800 yenes por cabeza, y luego venden tickets de 200 yenes para sobar a los reptiles, ponerte a uno de los búhos grandotes en el brazo, dar de comer al oso hormiguero -bueno, era una hembra-, y otras zonas especiales.

Cerca de la entrada tenemos pajaritos. Parte de ellos no están atados ni nada, simplemente están libremente posados en su palo y si les apetece se posan en tu mano. Por ejemplo, Kazuki acabó en plan Blancanieves con las cotorras ninfa, que eran una monada.

Yo no conseguí que se me posara más de una. Envidia.

Al lado se encuentra Tai chan, la cacatúa blanca. Habla un poquito, y según la explicación que tenía al lado le gusta la gente por este orden: 1º mujeres, 2º hombres, 3º niños. Eso explica por qué cuando se me posó en el brazo luego no se quería separar de mí. Era adorable.

Eso sí, pesa un poquito.

Cada animal a su lado tiene una explicación, como cuánto llega a vivir, su género -si se conoce-, qué le gusta, si es mejor no acercarse mucho porque puede dar picotazos... -aviso, algunos lo hacen, como la cotorra solar que intentó merendarse mi dedo porque prefería quedarse con Kazuki. Mi dedo está bien-.

Siguiendo con el tema de aves, había mogollón de búhos -a estos sí que los tenían atados-.



Y una lechuza.


También había conejos, cobayas, ratoncitos, pollitos... Un poco alejados, por eso de la cadena alimenticia y tal.
Vamos a la zona de la granja, donde había un par de perros, ovejas, una cabra -que se intentó merendar los cordones de mis botas-, alpacas, una tortuga enorme y un ualabí

Extremadamente suavecita.

Hay que tener cuidado de no pisar las boñiguillas.


Decidimos usar los tickets para poder sobar a los reptiles. Pensábamos que un ticket daba para elegir uno, pero resultó que no, que con uno ambos pudimos cogerlos a todos.

El tacto era mucho mejor de lo que esperaba.



2 comentarios:

  1. Que pasada de sitio!!!! Alpaca!!! Que monas las cotorras!!!!

    Kazuki tiene un imán con los animales increíble xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial. Si no estuviera tan lejos ya nos habíamos hecho el carnet de socio XD (la cacatúa blanca era un amor, nos la queriamos llevar a casa)

      Sip, no se cómo lo hace pero no falla, vayamos a donde vayamos con animales siempre se le pegan por todas partes XD

      Eliminar