martes, 3 de febrero de 2015

No necesito nevera en invierno

Ya he comentado en ocasiones anteriores lo del pobre aislamiento de la casa media japonesa y cómo eso provoca que haga bastante frío dentro de casa en invierno. El caso es que sentía curiosidad por saber cuántos grados hacía exactamente en casa, y el otro día cuando fuimos Kazuki y yo al Ikea de Shin-Misato, vi que vendían unos relojes despertador termómetro temporizador todo en uno por unos 300 yens o así, y pillé uno para comprobarlo.

Cegada por el sol, oh yeah.

Lo dejé sobre la mesa, al lado del ordenador, y nos fuimos a dormir. Por la mañana, a eso de las 7:30 o así me desperté, y fui a comprobar el termómetro. Fuera de casa hacía unos 4 grados, por si sentís curiosidad.
Y dentro... redoble de tambores.


He aquí el motivo por el que me cuesta tanto salir del futón por las mañanas.

2 comentarios:

  1. Oh! yo esta mañana también me he despertado con esa temperatura en mi habitación xDDD La verdad es que te cuesta no ya solo salir de la cama (o en tu caso futón) sino cuando te tienes que quitar el pijama para salir de casa :S

    Firia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de cambiarse de ropa es un deporte de riesgo con esta temperatura >_<

      Eliminar