domingo, 24 de enero de 2016

Alien Circus

Ayer fue el último concierto de la gira de BRADIO llamada Alien Circus, y como buenas fans, Sonia y yo estuvimos ayer en la sala Shinjuku BLAZE dándolo todo.

El día empezó frío y con aviso de posible nevada.

Pero dentro del autobús se estaba calentito.

Afortunadamente no nevó, aunque frío pasamos igual. En medio de la rasca llegamos a la sala donde tuvo lugar el concierto, ahí en el medio de Kabukicho.


A eso de las 15:30 empezaron a vender el merchandise. Entre esa hora y las 16:30 podía entrar cualquiera a comprar, tanto si tenía entrada como si no, pero haciendo cola, seamos cívicos.

Haciendo cola en las escaleras mientras veíamos subir a gente llevándose 5 camisetas y 3 toallas por cabeza.

Una vez llegamos al segundo sótano vimos que lo habían decorado como la temática, un circo alien. Además había payasos y mimos saludando a los visitantes.




Compramos una camiseta de la gira -el diseño mola- y salimos, que todavía quedaba bastante rato hasta que empezara. Esta es la camiseta -talla S- cuando me la probé luego en casa, por cierto. 


A eso de las 17:00 era cuando empezaron a llamar a la gente para entrar. En muchos conciertos las entradas están numeradas, y se entra por ese orden. Por ejemplo, nosotras éramos el número 113 y 114 del grupo A, así que cuando llamaron nuestros números entramos a hacer cola otra vez -el deporte nacional-. Otra cosa común en conciertos es tener que pagar obligatoriamente por una bebida -suele ser 500 yens-, que va aparte de la entrada. Sacamos las entradas y una moneda de 500 yenes y entramos.

Esta gira era lo que en japonés se denomina -no estoy segura de que este término se use en inglés. Si me lo podéis confirmar lo agradezco- un "two man", es decir, que llevaban un grupo invitado, siendo uno distinto en cada ciudad. En Tokio tocó The Challenge.

The Challenge era un grupo que veía por primera vez -aparte de ver algún videoclip en Youtube-, y eran divertidos y se les daba bien entretener al público, me reí muchísimo con ellos. Ahora, musicalmente hablando no me llamaron demasiado la atención.

Estos acabaron, y en el descanso unos payasos y un Chewbacca de imitación salieron a sortear globos con formas -perros, flores, lo típico- y autógrafos de BRADIO. Esto lo hicieron haciendo jugar a todo el público a piedra, papel o tijera. Yo no gané nada, pero una de las veces aguanté 4 rondas. Teniendo en cuenta lo mal que se me da ese juego, me sentí súper orgullosa de mí misma.

Pasado un rato por fín empezaron BRADIO. 

Foto de estranjis.

Esta vez no tuve que temer por que se desmayaran, porque no estaban en traje en agosto en la calle, como la última vez que les vi en concierto.
La verdad es que se pasó volando, aunque cuando miré el reloj resultó que había sido bastante largo. Estuvieron tremendamente geniales, como siempre. Emanan tan buen rollo que todo el mundo sale súper feliz de ahí, incluidas nosotras.

Antes del bis, en el que salieron ambos grupos colaborando, anunciaron una gira para verano. Adivinad quiénes se apuntan de cabeza a la próxima vez que toquen en Tokio.

La gira se llama "Rainbow Big Bang", según ellos porque tocan en 7 ciudades.

Súper fan de ellos.

2 comentarios: