lunes, 18 de enero de 2016

Primera nevada del 2016

Ayer la predicción del tiempo decía que iba a nevar. Aunque a menudo se equivoca, esta vez atinó de lleno, y al levantarme esta mañana había una montañita de nieve en la barandilla de la terraza. Como también estaba lloviendo pensaba que la nieve duraría poco, pero no, ahí seguía cuando salí de casa junto con unos charcos bastante profundos y capas de hielo en las aceras -casi me mato, señoras y señores, pero aquí sigo con vida-.

Hala, pues echemos un vistazo a mi barrio cubierto de nieve esta mañana.


Estas botas me han salvado de empaparme los pies.



Estos días me recuerdan a cuando vivía a lejos de la estación y me tocaba ir jugándome la vida en la bicicleta los días de nieve. Si os gustan los deportes de riesgo, os recomiendo probarlo.

2 comentarios:

  1. Qué bonito! Me encanta la nieve cuando no tengo que ir a ningún sitio xDDD. Por Madrid todavía no hay predicciones de nieve, aunque estamos con temperaturas por la noche de -5º. Pero vamos, que ya iba siendo hora de que llegase el invierno de verdad (aunque haga un frío del carajo, es lo que toca)

    ResponderEliminar
  2. Sip, a mí solo me gusta la nieve cuando no tengo que salir de casa, pero hoy tocaba D: Tengo unas ganas tremendas de que se acabe el invierno ya.
    Madrid y su microclima XD.

    ResponderEliminar