jueves, 16 de febrero de 2017

Gemelitos

Ayer estuve por Roppongi porque tenía un casting.

Llevo hasta pintalabios y todo. Si no me cogen no será por no ir monísima.

A la vuelta, de camino a Azabujuuban porque me pillaba mejor para volver, me encontré con esta escena adorable. Un señor mayor y su carlino vestidos a juego -me encantan los carlinos, son tan monos y arrugaditos-.


La verdad es que en Japón lo raro es ver perros sin ropa. Yo ya me he acostumbrado de verlo a diario.

Ya casi en la estación apareció otro animal, pero esta vez no era un perro sino una rana -bueno, dos-.

Croac.

Croac croac.

En el cartel de detrás explica el por qué de las dos ranas. Al parecer según cuenta una leyenda antigua -así explicado por encima- una rana ayudó a apagar un incendio saliendo de su estanque y escupiendo agua en el fuego, y por eso se le venera.

2 comentarios:

  1. Molan los gemelos y las ranas!! Que curiosa la historia, lo busco xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue el día de encontrar parejas adorables XD
      Al parecer en el templo en el que están las ranas venden omamoris de ranitas. Tenemos que ir un día a verlos XD

      Eliminar