jueves, 16 de octubre de 2014

Poni aleatorio

La estación de Kawaguchi y sus alrededores siempre tienen algo organizado los fines de semana. Que si una mini matsuri, que si un concierto de ídolos saitameños, que si gatos para adoptar...
Recientemente salía de la estación toda inocente y de repente apareció un poni salvaje.

Vale, no era salvaje.

Vale que hace muchos años que no veo uno en vivo, pero no los recordaba tan pequeñitos.

¡Hola!

Resultó ser una campaña publicitaria para clases de equitación en un pueblo que no conocía de Saitama. Carillo, por cierto.

2 comentarios:

  1. Quizá el poni no...pero su pelo sí que era salvaje...jaja =)

    ¿Se montaban los peques o estaba solo para que se viera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin el pelazo no es un poni XD
      Les dejaban acariciarlo, pero no montarse.

      Eliminar